martes, 25 de septiembre de 2007

Un ruego

Espera aunque la noche parezca eterna,
espera pues las sombras darán paso a realidades
espera que llegaré con fuego encendido
avivarlo habras cuando la espera termine...

azul orquidea

Entrada destacada

¿Un sueño, una pesadilla o todo lo contrario? – Hable sin miedo

Te despiertas una mañana, te preparas un café y enciendes la radio para escuchar las noticias. Silencio. No se oye nada. Enciendes la televi...