miércoles, 10 de julio de 2013

Mujeres que han sido atacadas y en consecuencia abusadas sexualmente, han decidido destapar sus más oscuros secretos al lente de la fotógrafa Grace Brown, creadora del proyecto “Unbreakable”, que tiene como fin “tomar el poder sobre las palabras que fueron usadas en su contra” según palabras de su creadora.Mujeres abusadas sexualmente exponen las frases más crudas de sus atacantes ( Fotos) | Patria Grande

Mujeres abusadas sexualmente exponen las frases más crudas de sus atacantes ( Fotos) | Patria Grande


Mujeres que han sido atacadas y en consecuencia abusadas sexualmente, han decidido destapar sus más oscuros secretos al lente de la fotógrafa Grace Brown, creadora del proyecto “Unbreakable”, que tiene como fin “tomar el poder sobre las palabras que fueron usadas en su contra” según palabras de su creadora.

Recordando a Nicolás Guillén en su natalicio

NO SÉ POR QUÉ PIENSAS TÚ


No sé por qué piensas tú,
soldado, que te odio yo,
si somos la misma cosa
yo,
tú.

Tú eres pobre, lo soy yo;
soy de abajo, lo eres tú;
¿de dónde has sacado tú,
soldado, que te odio yo?

Me duele que a veces tú
te olvides de quién soy yo;
caramba, si yo soy tú,
lo mismo que tú eres yo.

Pero no por eso yo
he de malquererte, tú;
si somos la misma cosa,
yo,
tú,
no sé por qué piensas tú,
soldado, que te odio yo.

Ya nos veremos yo y tú,
juntos en la misma calle,
hombro con hombro, tú y yo,
sin odios ni yo ni tú,
pero sabiendo tú y yo,
a dónde vamos yo y tú Y
¡ no sé por qué piensas tú,
soldado, que te odio yo!


En el día del árbol


Por: Sylvia Teresa Manriquez


Árbol.

Llegar a tu encuentro es hacer un alto en este día, detener el momento.
Saludarte, conocernos, acercarme. Me permites tocarte. Siénteme. Aquella niña que se trepaba a tus ramas para cazar chicharras. A la que el viento jugando en tus ramas alborotaba el cabello, lo mismo que ahora.
Mírame, traigo a la adolescente enamorada que conoció bajo tu sombra el primer beso de amor. No tenía sabor y tú me confortaste como en un generoso abrazo.
Tengo aquí a la joven que apasionada se miró desnuda en los ojos de su amado, en el tálamo de tus raíces cómplices.
Déjame abrazarte. Olvidar calles, nombres, horarios, gente.
Permite fluir a tu ritmo, madurar a tu imagen. Arraigada a esta tierra pero libre para atisbar el destino entre tus ramas.
Pegada a tu tronco, los pies en la tierra como tus raíces, la respiración cual aire que baja de tus ramas.
Fluyendo en este instante, como savia en tus venas.

Entrada destacada

Invitan al XV Festival de la Palabra, encuentro de quiénes escriben con quiénes leen.

Del 03 al 05 de octubre se llevarán a cabo decenas de actividades que forman parte del XV Festival de la Palabra, encuentro de los que escri...