domingo, 30 de septiembre de 2007

ALGO DE MI AMIGO FRAN COZAR

http://www.cozar.ws/eseleccion_de_relatos.htm

BÁLHABO, EFÍMERO E INMORTAL (Abies pinsapo)

[...] Bálhabo, seducido por la belleza del rayo, salió de su estrecho refugio y quiso coronar el pico más alto, allí donde los árboles no enturbiasen la pureza magnánima del cielo. Otro rayo aceleró su corazón. Pestañeó muchas veces fascinado por el fulgor plateado de aquel prodigio y, cuando vino a darse cuenta, ya corría veloz hacia la más alta cumbre incapaz de contener sus alocadas patas, pues era mayor en él la curiosidad que el miedo. [...]

[...] Acudió de pronto la sombra del Pinsapo a ocupar su mente y, de esta forma, Bálhabo supo que lo estaba llamando. En este tormentoso propósito agotó el animal sus últimas fuerzas y no paró hasta que su hocico golpeó la mullida corteza del venerable árbol. Un suspiro escapó por su boca. Era de satisfacción, pero la llama de la vida era ya tan frágil que, con ese leve soplo, se apagó. [...]

recado para un escritor desconocido

josefa isabel rojas http://quemevanahablardeamor.blogspot.com/

recado para un escritor desconocido

Tus puertas y tus ventanas.
me gusta pensar en tu olor
y pensar que hueles como los higos cuando los desnudas
¿has olido eso tan dulce y tan extraño?

y creer que tienes las manos grandes
y que son tibias
y que no sabes dónde ponerlas (aunque sepas)

e imagino que miras como desde lejos
que el color de tus ojos no te deja estar
ni aún estando

me gusta leerte y sentir
que entro
sentir que salgo
que me asomo
que veo

Entrada destacada

¿Un sueño, una pesadilla o todo lo contrario? – Hable sin miedo

Te despiertas una mañana, te preparas un café y enciendes la radio para escuchar las noticias. Silencio. No se oye nada. Enciendes la televi...