lunes, 20 de diciembre de 2010

Yo acepto palabras que por lástima no has dicho

Yo acepto palabras que por lástima no has dicho,

recojo las migajas que se caigan de tu lecho,

resucito aquel sueño que has dado por deshecho,

te invento mañanas, y te recupero ayeres, todos ellos.

Y no espero ni alabanzas, ni te quieros, ni esperanzas;

y no extraño las promesas que dejaste en agonia,

ni te pido mas de lo que a mi lugar le alcanza,

ni te exijo me regreses aquella vida que era mia.

Alberto Munguía

Entrada destacada

¿Un sueño, una pesadilla o todo lo contrario? – Hable sin miedo

Te despiertas una mañana, te preparas un café y enciendes la radio para escuchar las noticias. Silencio. No se oye nada. Enciendes la televi...