martes, 18 de marzo de 2008

me niego

Me niego a aceptar a la gripe como compañera de asueto, y menos si viene acompañada por infeccion en la garganta. Ella decide quedarse y yo amorosamente le daré tratamiento con antihistaminicos, antibioticos y muchos tés herbales. Se bien que si se queda las "vacaciones" no serán tales. De hecho, ayer en el supermercado encontré a una querida amiga que hacia meses no veía, quien al darse cuenta de mi gripa abiertamente me dijo, poniendo al menos 2 metros de distancia, que no quería enfermarse, que me quiere mucho y desea pronto me alivie, pero su abrazo demostrativo de harto gusto por volverme a ver no lo tendría... um... así es la vida...
Así que me niego a aceptar la gripe en esta semana santa, aunque ella pretende ceder su lugar a la tos, pero para la tos tambien tengo remedio. Desde ayer he andado con el sueter mas grueso que tengo pues se anuncia aguanieve en Cananea, y eso bajará la temperatura aquí.
Por lo pronto, he tenido que venir a trabajar medio gangosa y mormada. El jueves espero haber despedido ya a esta latosa compañera y poder viajar a Tucson a visitar a las tías que ya nos estan esperando.
Seguramente hará frío allá también, pero el calor humano y el gusto del reencuentro compensa cualquier baja temperatura ambiental.

Entrada destacada

¿Un sueño, una pesadilla o todo lo contrario? – Hable sin miedo

Te despiertas una mañana, te preparas un café y enciendes la radio para escuchar las noticias. Silencio. No se oye nada. Enciendes la televi...