miércoles, 11 de agosto de 2010

Plegaria


Ave María

cuida el alma en su andar

aleja la incertidumbre omnipresente

bendice la sangre sin derramar

fortalece al guardián,

que la vida no cese

la fe no desfallezca

y la justicia no se extinga,

del presente amordazado

y la esperanza mutilada

Santa Madre amparanos.

Amen.

STM

STM

Entrada destacada

¿Un sueño, una pesadilla o todo lo contrario? – Hable sin miedo

Te despiertas una mañana, te preparas un café y enciendes la radio para escuchar las noticias. Silencio. No se oye nada. Enciendes la televi...