viernes, 18 de junio de 2010

“Estamos unidos por la lectura”: José Saramago (1922-2010)

COMUNICADO DE PRENSA DE LA FIL, GUADALAJARA.


José Saramago en playa Quemada, entre Yaca y Tías en Lanzarote (Canarias). Foto de Pedro Walter



El escritor portugués fue un visitante generoso de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, donde siempre se mostró dispuesto a compartir sus experiencias y su literatura con los lectores.

“Lo mejor que puede pasarle a un escritor es sentirse acompañado por personas de otros países”. Las palabras fueron pronunciadas por José Saramago en su penúltima visita a la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, en noviembre de 2004. En aquella ocasión, en un salón abarrotado por jóvenes, una chica levantó la mano para preguntarle al escritor si consideraría convertirse en “el abuelo de todos nosotros, sus lectores”. “En el alma, en el espíritu, todos somos parientes: estamos unidos por la lectura”, respondió el Premio Nobel de Literatura portugués, fallecido hoy a los 87 años en su casa de Lanzarote, España. José Saramago (1922-2010) fue un visitante generoso de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, a la que acudió por última vez en 2006. Esa ocasión, el autor de El año de la muerte de Ricardo Reis y El evangelio según Jesucristo participó en un diálogo sobre literatura y política al lado de la también Premio Nóbel de Literatura Nadine Gordimer y los escritores Elena Poniatowska y Tomás Eloy Martínez. Además, el narrador ofreció una lectura dramatizada de Las intermitencias de la muerte en el Teatro Diana, donde compartió el escenario con el actor Gael García Bernal y la chelista Jimena Giménez. "La generosidad de Saramago hacia sus lectores y hacia la Feria fue siempre extraordinaria. Su entusiasmo ante los lectores fue siempre correspondido por el público que se reunía feliz para escucharlo, pedirle autógrafos o simplemente verlo. Cuando la feria cumplió sus primeros 20 años y convocamos a los autores a escribir un texto para nuestro libro de aniversario abrimos con el suyo, y él se definía como un cómplice de los lectores, a quienes encontraría siempre en el puente más íntimo y completo que podemos tener, sus libros. Eso es un consuelo, en un día como hoy", señala Nubia Macías, directora general de la FIL Guadalajara. Raúl Padilla López, presidente de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, comenta al respecto de la muerte del escritor portugués que “José Saramago es sin duda una figura fundamental e inspiradora para el mundo entero. Fue una persona que entendió profundamente y a cabalidad el poder transformador de la cultura, de los libros, y la importancia de tener una posición ante el mundo. Con su muerte perdemos a un amigo entrañable y a un incasable defensor de los lectores". La figura de Saramago es y será un referente para los lectores mexicanos y para todos aquellos que tuvieron contacto con él en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. En la memoria de los lectores queda su voz, en la FIL de 2004: “Llegué a donde quería llegar, lo que nada tiene que ver con la fama, ni con el dinero y los premios, sino con la satisfacción de saber hasta dónde un hombre es capaz de llegar con las palabras, esas que han sido utilizadas tantas veces y de tan variadas maneras”.

Entrada destacada

¿Un sueño, una pesadilla o todo lo contrario? – Hable sin miedo

Te despiertas una mañana, te preparas un café y enciendes la radio para escuchar las noticias. Silencio. No se oye nada. Enciendes la televi...