Buscar este blog

martes, 21 de julio de 2009

SUEÑOS PARA NO SUICIDARSE III

Soy una: la que nació. Pura. (El origen)
Soy dos: la niña. Inocente. (La razón)
Soy tres: la adolescente. Callada. (El dolor)
Soy cuatro: la joven. Amante. (La felicidad)
Soy seis: la adulta. Desengañada. (La realidad)
Soy siete: la madura. Incierta. (La recompensa)
Soy ocho: la que muere. Viva al fin. (La meta)

Soy todas las mujeres y soy una.
Todas convergen.
Una fluye.


4 comentarios:

  1. Y todas hilvanadas en el calendario de los dias, hasta que queda una ultima fecha, un momento en que se reconcilien y se tomen de la mano.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Me gusta, sobre todo esto:

    "Soy todas las mujeres y soy una.
    Todas convergen.
    Una fluye"

    tiene tanta lógica y tanta paz y sabiduría.

    Todas las mujeres somos una y muchas

    Te abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  3. Hola Victor Hugo
    Qué gusto que te pasees entre estas orquídeas.


    Gab:
    Cierto, todas hilvanadas por la cotidianidad, que a la larga siempre reconcilia. Gracias por tu poesía amigo.


    Josefa:
    Me conforta el abrazo. ¿Qué somos los seres humanos sino una eterna combinacion de facetas o personalidades? En especial las mujeres, complejas y enigmaticas.



    Un abrazo para todos amigos, este espacio con mariposas es para ustedes.

    ResponderEliminar

Plegaria

Ave María

Cuida al alma en su andar/

aleja la incertidumbre omnipresente/

bendice la sangre sin derramar/

fortalece al guardián,/

que la vida no cese/

la fe no desfallezca/

y la justicia no se extinga,/

del presente amordazado/

y la esperanza mutilada/

Santa Madre ampáranos./

Amén./



STM