domingo, 3 de octubre de 2010

Crímenes casi adolescentes

Por Arturo Soto Munguía


Un policía de 22 años de edad fue detenido y consignado por los delitos de homicidio calificado con alevosía por dos o más personas utilizando arma de fuego.

Un segundo detenido por el mismo caso tiene 18 años y el tercero, que se encuentra prófugo, cuenta con 21 años y es el presunto autor de los disparos que acabaron con la vida de otro joven de esa misma edad.

El joven asesinado se llamaba Irvin Gael Varela Ruelas, de 21 años.

La tragedia les cayó encima a todos y a todas sus familias con saldo trágico: un muerto, dos detenidos, un prófugo y una chica -aparentemente el motivo de la disputa-, que vivió los momentos más aterradores de su vida.

Que un agente policiaco se vea envuelto en asuntos de esta naturaleza ya no es, desgraciadamente, noticia.

Lo que resulta revelador es que los delitos graves están siendo cometidos por personas que recién dejaron atrás la pubertad, y eso no excluye a las corporaciones: las nuevas generaciones de policías muestran el fracaso de todos los programas que las corporaciones han echado a andar para convencer a la ciudadanía de que las cosas pueden cambiar en materia de seguridad pública.


Para seguir leyendo da CLICK AQUÍ

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Entrada destacada

Nos vemos en ESACartelera este miércoles con Carlos Padilla

Carlos René Padilla  (1977) vio por primera vez la luz... de las patrullas en Agua Prieta, Sonora. Es autor de  Amorcito corazón, Un dí...