Buscar este blog

lunes, 1 de abril de 2013

Adolescentes indígenas deben pedir permiso a su pareja para usar anticonceptivos -- Secretaría de Salud de Hidalgo compra y distribuye más condones masculinos

Por Aida Suárez Chávez e Itzel Fernández García, corresponsales 

CIMACFoto | Yunuhen Rangel Medina

En Hidalgo, 6 de cada 10 adolescentes son sexualmente activas e inician su primera relación sexual sin protección. Pese a ello, el abasto de métodos anticonceptivos apenas alcanza 6 por ciento de la cobertura    para menores de 20 años, aunque Yuri Nallely Becerra Grande, especialista de la Secretaría de Salud de Hidalgo (SSH) dijo que el abasto y distribución está “asegurado”.

Mientras la cobertura a nivel estatal es de 58.5 por ciento, para las adolescentes se ubica en 6 por ciento, por lo que no es de extrañar que 29.3 por ciento de quienes se ubican entre los 15 y 19 años, dijeran que su embarazo no fue planeado, mientras que el 25.5 por ciento no lo deseó de acuerdo con la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica 2009, (ENADID).

La falta de acceso a los métodos anticonceptivos y la prevalencia de tradiciones  culturales como el pedir permiso para usar métodos anticonceptivos puede estar ligada a la elevada tasa de fecundidad en este grupo poblacional.

De acuerdo con el Diagnóstico sobre los derechos sexuales y reproductivos (DSyR) de las y los jóvenes indígenas del estado de Hidalgo realizado por el Instituto Hidalguense de las Mujeres en 2010, 4 de cada 10 mujeres entrevistadas (de 198) de entre 15 y 19 años de edad de las regiones de la Huasteca, Otomí, Tepehua y del Valle del Mezquital, “debe pedir permiso” a su pareja para utilizar algún método anticonceptivo, en tanto que 3 de cada 10 hombres también lo considera así.

Mientras la fecundidad en adolescentes en Hidalgo fue de 72.1 hijos por cada mil mujeres en ese rango de edad, en estas comunidades del diagnóstico fue de 16.1. La entidad concentra 14.81 por ciento de hablantes de lengua indígena (369 mil).

CONOCIMIENTO Y ACCESO

El mismo estudio refiere que existe “un amplio conocimiento” de métodos de anticoncepción; el más conocido es el condón y señala que la juventud “vincula el uso de métodos anticonceptivos, principalmente el preservativo, con la finalidad evitar infecciones de transmisión sexual y planificar el número de hijas e hijos que desean tener”, y agrega que obtienen información sobre los métodos en la secundaria y Centros de salud.

En tanto, la SSH informó que en esta entidad el método más solicitado y distribuido es el preservativo masculino, toda vez que de los 597 mil métodos anticonceptivos adquiridos el año pasado, 84.7 por ciento fue el condón. Los métodos inyectables, el dispositivo intrauterino y el parche dérmico apenas alcanzan el uno por ciento, mientras que los hormonales no tienen ni el uno por ciento de distribución.

En el caso de la pastilla de anticoncepción de emergencia (PAE) durante 2012, el 0.42 por ciento fue entregada en ese año.

Vale la pena recordar que una investigación realizada en 2011 por las organizaciones civiles Equidad de Género, Ciudadanía, Trabajo y Familia, y la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos en México (Ddeser), reveló que sólo la mitad de las unidades médicas del sector salud en Chiapas, Distrito Federal, Hidalgo, Morelos, Oaxaca y Tlaxcala, brinda a las mujeres la PAE, método eficaz para evitar embarazos no deseados después de una relación sexual sin protección o por violación.

Según este estudio, los prestadores de servicios en esas entidades negaron el anticonceptivo a las usuarias con el argumento que la PAE aún no llegaba a su unidad de salud o que había "desabasto".

En la investigación se asienta que la negación de la PAE en los servicios de salud para el caso de Hidalgo -hasta ese año- fue de 37.5 por ciento. La principal denuncia de las organizaciones civiles es que en esta entidad las unidades carecían de personal autorizado, el servicio sólo se brindaba en un horario específico, y se solicitaba a las usuarias receta médica para autorizar la PAE.

En 2008 la Ss de esa entidad adquirió 2 mil pastillas de anticoncepción de emergencia, y para 2009 aumentó a 2 mil 700. El presupuesto que gastó en métodos anticonceptivos en 2008 fue de 972 mil pesos y para el año siguiente destinó un millón 82 mil pesos. Para 2012 Yuri Nallely Becerra Grande, no supo decir cuál fue el monto destinado.

De acuerdo con la funcionaria, durante 2012 se entregaron alrededor de 501 mil, 480 condones masculinos. A la población menor de 20 años de edad, se les entregaron 6 condones mensuales. El diagnóstico refiere que las mujeres de las zonas rurales e indígenas obtienen los métodos como condones, pastillas y dispositivos en el sector salud, mientras que los hombres los adquieren por cuenta propia, aunque no precisa cuántos.

A 2010 vivían en Hidalgo- según el Consejo Estatal de Población- 854 mil 366 personas de 12 a 29 años. De éstos 411 mil 965 (48.5 por ciento) eran hombres, y 442 mil 381 (51.5 por ciento), mujeres.

13/ASCH/IFG/LGL

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Plegaria

Ave María

Cuida al alma en su andar/

aleja la incertidumbre omnipresente/

bendice la sangre sin derramar/

fortalece al guardián,/

que la vida no cese/

la fe no desfallezca/

y la justicia no se extinga,/

del presente amordazado/

y la esperanza mutilada/

Santa Madre ampáranos./

Amén./



STM