Buscar este blog

viernes, 11 de marzo de 2016

Abigael el poeta que empezamos a descubrir

 


… y heme ahora, aquí,
preguntando para qué soy,
para qué sirvo,
para qué la poesía,
qué cumplo …
                       Abigael Bohórquez


Sylvia Manriquez

Conocí al poeta Raymundo Frausto en Álamos, Sonora, lugar al que ambos arribamos a la cita con Abigael, él para mostrarnos al poeta en su dimensión humana. Después del espectáculo teatral biográfico que ofrecieron Gerardo Bustamante y Frausto, la emoción embargó los ojos, los oídos, el espacio. En este marco Raymundo compartió su sentir sobre el poeta sonorense.

- Es un honor venir a mostrar un trabajo como el de Abigael; es una obligación para mí, ya que fue mi gran maestro y mejor amigo.

-¿Cómo conoció a Abigael?
- Lo conocí una ocasión que me pidieron hojas para imprimir un periódico que él hacía, se llamaba Estos. Regalé las hojas con la condición de que me entregaran el poema que escribiría una persona que yo no conocía. Cuando me entregaron el poema y ví Llanto por la muerte de un perro, me maravilló. Quise conocerlo y la vida me dio esa oportunidad y de entrar a su grupo de poesía coral y teatro. Fue un momento importante en mi vida.

-¿Dónde fue?
- En el Distrito Federal, en la Sala de Arte OPIC (Organismo de Promoción Internacional de Cultura de la Secretaría de Relaciones Exteriores) de la que él era director.

-Ahora que ve a Abigael en la distancia del tiempo ¿le parece que es recordado como merece?
- No es recordado como merece. ¿Cómo es posible que en Sonora en veinte años no hayan hecho nada y venga una persona del Distrito Federal a ponerles la muestra y el ejemplo con tres libros publicados? Ahora, a veinte años de su muerte todos quieren hacer homenaje y se dicen grandes amigos de Bohórquez. Es una lástima que apenas ahorita estén descubriendo al gran poeta que es Abigael Bohórquez.

-Este trabajo “Canción de amor por Abigael Bohórquez, para no estar tan solos” ¿puede considerarse su propuesta para recordar a Abigael?
- Sí. De esa manera, con esa poesía erótica que tiene, que pocas personas se  animan a decir, por miedo o por lo que usted guste. Todo mundo le ha hecho homenaje pero con los poemas más representativos, de este tipo de poesía no, no se atreven. Hay que poner a Abigael así como él era, como le hubiese gustado, nada de solemnidades, él así era.

-¿Usted cómo recuerda a Abigael, como lo lleva en su corazón?
- Es un gran ejemplo, me dio lo que soy hoy y le vivo eternamente agradecido. Ahora mi obligación es divulgar su poesía y su teatro. Ojalá venga con más frecuencia aquí a Sonora a mostrar otros trabajos que estamos preparando.

-En la presentación que recién hicieron, había adolescentes como espectadores, ¿eso es bueno?
- Por supuesto, los jóvenes deben de comenzar a conocer al poeta.

-Estoy segura que después de esto no se les olvidará y buscarán su poesía. Le agradezco eso, que nos deje el gusto por la poesía de Abigael.
 - Tienen que conocerlo, leerlo y divulgarlo.

-En eso somos cómplices.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Plegaria

Ave María

Cuida al alma en su andar/

aleja la incertidumbre omnipresente/

bendice la sangre sin derramar/

fortalece al guardián,/

que la vida no cese/

la fe no desfallezca/

y la justicia no se extinga,/

del presente amordazado/

y la esperanza mutilada/

Santa Madre ampáranos./

Amén./



STM