miércoles, 14 de enero de 2009

Marco Antonio Gonzales, de Nuevo León, comparte:

Camino con el otoño en el alma,
vivo, a veces, con tristeza:
el fuego no me redime
ni me consuela, ni me aparta del pecado.
Aquí respira el follaje caído
la hoja escucha la ráfaga del viento;
por fuera parece que estuviera muerta
pero por dentro está llena de palabras…

VÍCTOR ZÚEV

(VERSIÓN DE JORGE BUSTAMANTE GARCÍA)


Ni tosiendo
dejo de estar solo
Ozaki Hôsai

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Entrada destacada

¿Un sueño, una pesadilla o todo lo contrario? – Hable sin miedo

Te despiertas una mañana, te preparas un café y enciendes la radio para escuchar las noticias. Silencio. No se oye nada. Enciendes la televi...